Derechos del inquilino de un local comercial

Derechos del inquilino de un local comercial

Leyes de alquiler de locales comerciales

Aunque algunas empresas son propietarias de los locales en los que operan, la mayoría los ocupan en virtud de un contrato de arrendamiento por el que pagan un alquiler de mercado. Sin embargo, un contrato de arrendamiento comercial no se limita al pago de un alquiler, y las respuestas a las siguientes preguntas frecuentes proporcionarán a los posibles inquilinos comerciales una orientación útil
Los contratos de arrendamiento se conceden generalmente por un periodo fijo de años conocido como plazo.    El inquilino sólo puede rescindir el contrato antes de tiempo si, antes de firmar el contrato, el propietario ha acordado que el inquilino tiene la opción de hacerlo, o si el propietario acuerda posteriormente liberar al inquilino del contrato antes de que el plazo haya expirado.    Si no se da ninguna de estas situaciones, y no puede encontrar un inquilino sustituto aceptable para el local, es muy posible que siga obligado a pagar el alquiler y a cumplir con todas las demás obligaciones hasta el final del plazo del contrato, aunque haya desalojado el local.
Si alquilas una parte del edificio del propietario, como un bloque de oficinas, también puedes tener la responsabilidad de contribuir a la conservación y el mantenimiento de las partes comunes de todo el edificio, como el tejado y las paredes estructurales, o de otras cosas que se utilizan en común con otros ocupantes de la propiedad del propietario, como los ascensores o la zona de recepción.    Esto se suele denominar tasa de servicio.    El inquilino también será responsable del pago de la prima del seguro de los locales para cubrir los daños a los mismos y también la pérdida de renta que el propietario pueda sufrir si los locales quedan inutilizados debido a dichos daños.

Derechos de alquiler comercial inquilino

No existe una obligación específica para los propietarios de mantener sus edificios en buen estado de conservación. Sin embargo, la Autoridad de Planificación Local tiene poderes para tomar medidas si considera que un edificio histórico se ha deteriorado hasta el punto de que su futuro…
La Conferencia de la Semana del Campo del Yorkshire Post tendrá lugar el miércoles 6 de octubre de 2021 a partir de las 10 de la mañana. Se trata de una conferencia virtual, de asistencia gratuita y en la que habrá la oportunidad de formular preguntas a todos los panelistas. Para inscribirse y obtener más detalles…

Derechos de los propietarios de locales comerciales

Si no cumples el contrato de alquiler, el arrendador tiene derecho a rescindir el contrato y sacar a tu empresa del local. Eso no significa que puedan presentarse de repente y exigirte que desalojes. Un contrato de alquiler comercial te dará derecho a una notificación de desalojo, que debe entregarse un determinado número de días antes de la fecha real de desalojo.
La cláusula de uso permitido detalla las actividades que puedes realizar en tu oficina o en el edificio que alquilas. El propietario no puede venir a decirle en el futuro que ya no puede utilizar el espacio de una manera que se menciona en el contrato de alquiler. Por ejemplo, si el contrato dice que tu empresa puede realizar ventas que requieran que los clientes visiten tu local, tu casero no puede prohibir que los visitantes entren en el edificio.
Las cláusulas de renovación protegen a su empresa de verse obligada a trasladarse al final del contrato. Siempre que sigas el procedimiento establecido en el contrato, la cláusula obliga al propietario a darte la oportunidad de renovar el contrato antes de ofrecérselo a otros posibles inquilinos.

Derechos de los inquilinos de negocios sin contrato de alquiler

Si usted es propietario de un inmueble y lo alquila a una empresa, existen nuevas normas sobre lo que puede hacer si su inquilino no paga el alquiler a su vencimiento. El Gobierno introdujo una legislación de emergencia, la Ley de Coronación de 2020 que, entre otras cosas, introdujo estas nuevas normas.    Las normas protegen principalmente a los inquilinos que se suponía que tendrían cada vez más dificultades para pagar su alquiler.
Muchos inquilinos comerciales se enfrentan a inmensas dificultades en las circunstancias actuales. Es posible que hayan visto disminuir sus ingresos y que hayan tenido que cerrar por completo (por ejemplo, muchas tiendas de la calle principal). Al mismo tiempo, algunos propietarios de locales comerciales también se enfrentan a considerables presiones financieras.    Si se encuentra en esta situación, es posible que necesite asesoramiento especializado en litigios sobre inmuebles comerciales.
La Ley ha introducido la prohibición de confiscar los contratos de arrendamiento comercial por falta de pago de las rentas.    La caducidad es el proceso por el que el propietario rescinde el contrato de arrendamiento debido a que el inquilino incumple las condiciones del mismo. Cuando esto se refiere a la falta de pago de la renta, puede hacerse bien entrando de nuevo en la propiedad de forma pacífica o por medio de un procedimiento judicial.