Los procesos de divorcio suelen ser tediosos, tanto por el aspecto emocional como por el económico, también implica duplicar unos gastos que antes se reducían a una única unidad familiar. Para tramitar un divorcio es obligatorio la intervención de un abogado, ya sea un divorcio amistoso o contencioso, por lo que es normal que te preguntes “me quiero separar pero no tengo dónde ir”. Descubre las razones para acudir a un abogado de divorcios.

Regula la separación con hijos sin estar casados ni pareja de hecho

Los hijos son el daño colateral de todo divorcio, de hecho, pueden hacer que las condiciones de mismo sean muy diferentes. Siempre que haya hijos de por medio, será indispensable la presencia de un abogado que regule el proceso.

La separación con hijos sin estar casados ni pareja de hecho se debe regular de cara a la custodia de los hijos menores. Al no existir matrimonio, tampoco existe la opción de divorcio pero es obligatorio recurrir a un abogado que realice un documento legal y oficial en el que se regulen las condiciones en cuanto a los hijos. Esto es muy recomendable de cara de evitar problemas en el futuro.

Evita problemas legales y económicos

Un abogado que gestione un divorcio o separación es muy recomendable puesto que conoce perfectamente la documentación legal que debe estar en regla, por lo que el riesgo de irregularidad o de encontrar fallos es prácticamente nulo.

Te puede interesar  Descuento rey leon la caixa

El abogado, independientemente del tipo de divorcio que sea, puede ayudar a llegar a un acuerdo entre ambas partes en cuanto a temas delicados de custodia de hijos o propiedades de inmuebles. Este aspecto te va a ahorrar un tiempo y dinero considerable en juicios por problemas innecesarios que puedes haber solucionado previamente. En caso de que no haya un acuerdo, será indispensable recurrir a un abogado en el juicio de la custodia de los hijos.

Agilidad en los trámites

Un abogado de divorcios te va a ayudar a gestionar todos los aspectos legales, lo que implica que los trámites se agilizan y se pueden recortar los plazos de espera. Es muy recomendable recurrir temprano a un abogado en las situaciones de divorcio más complicadas: aquellas que impliquen violencia de género, falta de acuerdo por la custodia de los hijos o las mascotas, propiedades o bienes materiales que no están repartidos de forma amistosa, etc.

En estas ocasiones es muy probable que el abogado actúe también como mediador ayudando a solucionar el conflicto en la medida de lo posible, no dudes en contratar un abogado.

¿Se puede hacer una separación amistosa sin abogados?

Una separación amistosa se ha tomado por ambas partes, por lo que no debería haber conflicto, el divorcio se decide de mutuo acuerdo. En España es obligatoria la intervención de un abogado en ejercicio para todo tipo de separaciones, incluso para las amistosas.

Cuando el divorcio ha sido un mutuo acuerdo, un abogado puede ayudar a decidir aspectos económicos y legales importantes que puedes pasar por alto, un ejemplo puede ser la propiedad de un vehículo, temas relacionados con mascotas e incluso la vivienda que se consiguió en propiedad durante el matrimonio.

Te puede interesar  La pension por incapacidad permanente total paga irpf

Existe una excepción en la que se puede realizar una separación amistosa sin abogados, esto es posible en todos aquellos casos en los que no haya matrimonio ni pareja de hecho, por lo que no existe ningún documento legal y oficial que haya que ajustar. En estos casos también se recomienda recurrir a un abogado, especialmente si hay propiedades de por medio o mascotas, de esta forma podrás evitar infinidad de problemas en el futuro.