Se acerca el verano y con él las ganas de pasar tiempo de calidad en la calle, una terraza o el patio de tu casa. Las pérgolas de Toldos Picasso pueden ser una alternativa para combatir el calor de los meses más calurosos. ¡Descubre por qué debes utilizar una pérgola!

Crean espacios de sombra

Las pérgolas son probablemente una de las alternativas más baratas para crear algo de sombra en el exterior, algo fundamental para los meses de verano. Estos espacios terminan teniendo una temperatura notablemente inferior que las zonas de sol.

Protegen del viento y de la lluvia

Se puede pensar que la principal finalidad de una pérgola es la de proteger del calor en verano, pero lo cierto es que son muy útiles también contra el viento y la lluvia. Una pérgola te permitirá aprovechar al máximo tu jardín, patio o terraza incluso en los meses no tan calurosos.

Combina con todo tipo de espacios

Las pérgolas se pueden utilizar en todo tipo de espacios: terrazas grandes, jardines, terrazas de bares y restaurantes, escaparates al aire libre, patios de colegio, garajes, etc. El estilo de las pérgolas se puede adaptar a cada uno de sus usos; puedes encontrar desde los modelos más sencillos hasta los más lujosos. El color o el estampado de la lona tiene mucho que ver también en la estética del espacio.

Te puede interesar  Mercat Barcelona, la tipografía inspirada en Barcelona

Se adaptan a las medidas del espacio

Las pérgolas de lona y aluminio no tienen unas medidas estándar, sino que están pensadas para adaptarse con cierta facilidad a todo tipo de espacios, siempre y cuando las medidas lo permitan. En algunos espacios grandes como patios de colegios o jardines de fincas y piscinas, es muy común que se instalen varias pérgolas. Debes tener en cuenta que cuanto más grande sea el sistema de guías y la lona, más complicado será abrir y cerrar la pérgola.

Puedes abrirlos y cerrarlos a tu gusto

Una de las principales características de las pérgolas es su facilidad para plegarse y extenderse, algo que te ofrece infinitas posibilidades de adaptación al clima y el espacio.

Las pérgolas de aluminio funcionan con un sistema de guías horizontales sobre las que se coloca la lona que protegerá del sol, la lluvia o el viento. Este sistema provoca que el proceso de despliegue sea fluído y no dé excesivos tirones, algo muy molesto en algunos modelos de pérgolas.

Facilidad de instalación

Las pérgolas de aluminio son las más sencillas de instalar, la obra apenas llevará un par de horas y no requiere de conocimientos especiales. El montaje a modo de estructura metálica con un sistema de guías permite que se pueda montar y desmontar con cierta facilidad, algo que puede ser muy útil para espacios que organicen diferentes eventos de temáticas variadas (bodas, congresos, cumpleaños, etc.). Lógicamente, un particular no se planteará esta opción.

¿Has decidido instalar una pérgola de aluminio? Consulta los modelos de Toldos Picasso y elige el que mejor se adapte a tus gustos y necesidades.